Nuestras Redes

REVIEWS

Motorhead – Aftershock

22/10/13 – Después de tres años, Lemmy y cía. vuelven al ruedo con su nuevo disco demostrando, una vez más, que son los titantes del rock duro..

Publicado el

motorhead

 

motorheadPara algunos, Motorhead siempre será más ícono que banda. Hay una serie de imágenes de esto: Lemmy inclinando su cabeza hacia el micrófono alto, sus patillas, sus verrugas y sus pantalones ajutados. Pero realmente, ante todo, Motörhead son una gran banda necesaria y un equipo de trabajo.

Contemporáneos de Iron Maiden y Judas Priest que explotaron con la NWOBHM, el grupo que lidera Lemmy se hizo un lugar propio con un estilo propio. Esto, fue ganándoselos cruzando décadas tras décadas con su inconfundible thrash’n’roll. Tras tres años desde “The World Is Yours”, el grupo lanza su 21° disco, “Afthershock”.

En varios aspectos, “Aftershock” es un disco más de Motörhead. Quienes estén familiarizados con el sonido de la banda no van a tener ninguna sorpresa. Sin embargo, con los discos de esta banda sucede algo especial. No consideramos bueno un disco de Motörhead por su innovación sino por como libera su sonido encapsulado hacia la excelencia, lo que hace que cada álbum de ellos sea una fuerte pisada en su historia.

Probablemente este trabajo no sea el definitivo del grupo. A “Ace Of Spades” lo amamos todos. A este le sumamos los esfuerzos estrafalarios y viciosos de “Orgasmatron” y el poderoso “Inferno” y nos da tres discos que quizás estén en la parte superior del cañón. “Aftershock”, por cuenta propia, es profundamente satisfactorio y tiene una frecuencia realmente emocionante. Una vez más, Motörhead demuestra que son los verdaderos titanes del rock duro.

“Heartbreakers” da un comienzo atronador que con los demás temas va trepando hasta “Going To Mexico” una canción donde podemos sentirnos manejando una Harley mientras el aire caliente nos da en nuestra cara, mientras el motor ruge y retumba. La velocidad y el poder engloban este disco que pasea, también, por esa fórmula que rejuntan en una licuadora al mismo Lemmy con Chuck Berry y Ramones.

Publicidad

La mayor parte del disco es un viaje de vida o muerte que se marca con la cantidad justa de los Motörhead que queremos. En teoría, lo que hace la banda siempre es familiar pero es realmente un pequeño milagro que todavía sigan haciendo lo que hacen tan bien.

Copyright © 2003 - 2022 | Web desarrollada por EG