Muerto En Pogo – Muerto En Pifie

mep-rwv934kjdfd
Muerto En Pogo – Muerto En Pifie (2015)

Recuerdo cuando empecé a ir a recitales, a principios de la década pasada, escuchar constantemente el nombre de Muerto En Pogo (probablemente el mejor nombre en la galaxia para una banda) que iba y venía del boca a boca entre muchas personas. De esas recomendaciones se desprendía un auténtico respeto y un notable sentimentalismo. Esa banda ya tenía su buen puñado de años en los escenarios de Rosario y hoy, tras 20 años, siguen en actividad con su autenticidad intachable.

En agosto del año pasado, MEP dio un recital en el Café de La Flor y registró la presentación para darle vida a “Muerto en Pifie” su primer disco en vivo que en 32 temas resumen su larga trayectoria. El registro fue grabado por Dano Zeli y contó con la mezcla y masterización de Cristian D’Alessandro, un entendido en el tema, que ha trabajado con incontables bandas locales.

“Muerto En Pifie” (disponible para la descarga gratuita en el Bandcamp de MEP) muestra a la banda aceitada, acelerada y ajustada con, quizás, su formación más sólida conformada de cuatro muchachos unidos por vaya a saber uno qué deidad maniática para, sin proponérselo, marcar a fuego la historia del movimiento punk rock rosarino como una de las bandas más sinceras y auténticas que durante tanto tiempo han permanecido fieles a sus ideales y su forma de vida, ya sea el desencanto por la sociedad o el amor por la comida.

“Estoy muerto” abre el disco para darle lugar a una seguidilla de temas de “Hasta la fisura siempre” (2008) y darle rosca a temas de “Qué Porrazo!” de 2004 donde muchos hoy ya son clásicos y de “Todavía sirve!” (2012) su último material de estudio. El sonido muestra a la banda bien ensamblada y casi se puede sentir anacrónicamente esa sensualidad indiscutida en vivo de Miguel y la intensidad de la guitarra de Luciano, Por su parte, Dervy y Fede van marcando el ritmo con consistencia a la maquinaria muertopogueana con el bajo y la batería respectivamente.

Probablemente, “Muerto En Pifie” también es también una especie de túnel del tiempo donde se puede ver, en muchos de sus temas qué pensaban o qué sentían las bandas contemporáneas a ellos creando una paradoja y separándolos con respecto a muchas de las actuales donde parece ser que la única rebeldía que los une es que se les cayó la conexión a Internet. Acá, los cariñosamente apodados “gordos” dan cátedra de integridad y un curso avanzado de cómo cagarse en las cosas que son realmente superfluas,

Un disco para disfrutar por completo y regocijarse con una de las bandas rosarinas más queridas y que mejor reflejan el paso de los años de la escena punk local. La única persona que se atrevería a reprocharles algo, a esta altura, sería algún cura frustrado con su vocación por no haber recibido invitación de los Muerto En Pogo a transitar su camino de gula, impura diversión, rebeldía e inconformismo social.